Términos de búsqueda populares:
Publicado:   | Última actualización: 23 de mayo de 2024

Sanciones por información extranjera: proporcionar a los contribuyentes sus derechos antes de la evaluación

Escuchar/Ver en YouTube
Blog de NTA: logo

A menudo se piensa que las sanciones por declaraciones de información internacional afectan principalmente a personas ricas o corporaciones multinacionales con importantes activos en el extranjero. Esto no es verdad. Los contribuyentes – muchos de los cuales son personas de ingresos bajos y medios, propietarios de pequeñas y medianas empresas e inmigrantes – enfrentan sanciones significativas y potencialmente transformadoras, incluso cuando cumplen voluntariamente, por no cumplir con los oscuros y complejos requisitos de presentación de información extranjera.

Como he comentado en blogs anteriores y mi Informe Anual al Congreso, Estas sanciones afectan de manera abrumadora a las personas de ingresos bajos y medios y a las pequeñas y medianas empresas que se presentan voluntariamente.Por ejemplo, el IRS evalúa el 71 por ciento de las sanciones individuales del Codigo de Rentas Internas (IRC, por sus siglas en inglés) § 6038 contra contribuyentes de ingresos bajos y medios (aquellos que declaran ingresos inferiores a $400,000). Asimismo, evalúa el 83 por ciento de las sanciones sistémicas del IRC §§ 6038 y 6038A contra pequeñas y medianas empresas. Estas sanciones pueden ser enormes. Por ejemplo, en el contexto de los regalos extranjeros, la multa promedio para 2018-2021 fue de más de $235,000 para los contribuyentes que declararon $400,000 o menos en ingresos. Muchas de estas sanciones no guardan relación con ningún ingreso o pasivo imponible subyacente.

Los tribunales continúan litigando si el IRC § 6038(b) otorga al IRS la autoridad para evaluar sanciones por información extranjera y si puede tomar acciones administrativas de cobro contra los contribuyentes. Tomará tiempo resolver estas cuestiones de forma definitiva. (Ver Farhy contra el Comisionado (Opinión del Tribunal Tributario y Opinión del Tribunal de Circuito de Apelaciones de DC) y Mukhi contra el comisionado).

El IRS y el Congreso pueden y deben actuar ahora para corregir el régimen de sanciones draconiano e injusto que los contribuyentes experimentan con estas declaraciones de información internacionales. Sigo abogando para que el IRS y el Congreso apliquen estas sanciones de manera justa, brindando a los contribuyentes sus derechos antes de que se les impongan las sanciones.

¿Cuál es el problema?

Las personas estadounidenses que reciben dinero del extranjero o que tienen intereses financieros en el extranjero o actividades transfronterizas están potencialmente sujetas a una variedad de requisitos de presentación de informes en los Estados Unidos. Pero estos contribuyentes comúnmente no saben que están sujetos a requisitos internacionales de presentación de información y, si lo saben, no tienen los recursos para contratar profesionales tributarios que los ayuden a navegar el proceso. Por lo general, al enterarse de su obligación de presentación, presentan voluntariamente las declaraciones de información faltantes –aunque tarde– sólo para que su cumplimiento sea recompensado con una dura sanción. Esto se debe a que el IRS ha decidido evaluar sistemáticamente muchas de estas sanciones, lo que significa que su sistema informático evalúa automáticamente la sanción al recibir una declaración de información internacional tardía sin ninguna revisión o acción por parte del personal del IRS.

Para empeorar las cosas, aunque el IRS puede renunciar a estas sanciones si los contribuyentes demuestran que tuvieron una causa razonable para no presentar la declaración, a menudo no considera de inmediato las solicitudes de alivio por causa razonable para las sanciones por presentación de información internacional. Además, el IRS puede decirles a los contribuyentes que pueden presentar solicitudes de alivio, pero luego no las considera y les impone la multa. El resultado es que los contribuyentes tienen que volver a presentar cualquier defensa más adelante en el proceso.

El enfoque arrogante del IRS es injusto para los contribuyentes e ineficiente para nuestro sistema tributario. Al evaluar sistemáticamente sanciones cuando los contribuyentes voluntariamente se presentan y presentan sus declaraciones tardías, el IRS desagravamenta el cumplimiento voluntario. Cuando los contribuyentes sepan que la declaración voluntaria resultará en una multa aplastante que será difícil y costosa de impugnar, ¿Cuántos contribuyentes decidiran no presentar la declaración y esperaran que el IRS no los encuentre? 

La ineficiencia del proceso existente es evidente porque el IRS finalmente reduce muchas de estas sanciones, a menudo porque la agencia determina que otorgar alivio por causa razonable es apropiado. Las estadísticas de reducción son sorprendentes. En el Informe Anual al Congreso del 2023, TAS encontró que para las sanciones por devolución de información internacional evaluadas con mayor frecuencia (IRC §§ 6038 y 6038A), promediadas entre 2018 y 2021, el porcentaje de reducción medido por el número de sanciones fue del 74 por ciento y por el valor en dólares fue del 84 por ciento. Estas altas tasas de reducción indican que existen políticas del IRS defectuosas que provocan una evaluación excesiva de estas sanciones. Los contribuyentes y el IRS dedican mucho tiempo, energía y dinero a abordar sanciones que el IRS no debería haber impuesto en primer lugar.

Aunque el IRS reduce tantas sanciones, los contribuyentes todavía experimentan un gran costo financiero y un costo emocional al luchar contra ellas. Imagine el estrés que supone abrir un aviso de cobro del IRS exigiendo un pago cuando cree que su declaración de causa razonable proporcionó la información necesaria para establecer que el IRS no debe imponer la multa. Imagínese la frustración al saber que el IRS ni siquiera leyó su carta de causa razonable y usted se queda en el limbo preguntándose si le otorgará alivio. Y si vive en el extranjero, imagine los desafíos que genera tener que disputar estas sanciones a través de procedimientos administrativos y tal vez incluso ante los tribunales mientras reside en un país que puede estar a miles de kilómetros de distancia, en una zona horaria diferente y en un idioma que puede que no sea el suyo.

Lamentablemente, el proceso es oneroso y difícil, y puede resultar costoso hacer valer sus derechos ante los tribunales. El IRC no permite que el IRS emita un aviso legal de deficiencia (comúnmente conocido como boleto al Tribunal Tributario), que proporciona una vía de pago anticipado para impugnar la evaluación de estas sanciones. Esto significa que los contribuyentes generalmente sólo pueden impugnar el fondo de la multa en un tribunal de distrito de EE. UU. o en el Tribunal de Reclamaciones Federales de EE. UU. después de pagar la multa en su totalidad. Tener que presentar una demanda en estos tribunales conlleva costos y cargos, y dado que estas sanciones pueden acumularse sustancialmente, exigir el pago completo pone la revisión judicial fuera del alcance de muchos contribuyentes, perjudicando directamente al contribuyente el derecho a desafiar la posición del IRS y ser escuchado. Es inadmisible exigir a los contribuyentes que paguen en su totalidad una multa que puede ser desproporcionada con respecto al impuesto adeudado sin darles primero la oportunidad de obtener una revisión judicial independiente de la determinación del IRS.

Los contribuyentes generalmente tampoco pueden obtener una revisión del pago anticipado de estas sanciones después de la evaluación a través de los procedimientos de Debido Proceso Cobros (CDP, por sus siglas en inglés). Los contribuyentes tienen derecho a solicitar una audiencia de CDP con la Oficina Independiente de Apelaciones cuando el IRS presenta un Aviso de Gravamen por Impuesto Federal o propone un gravamen, y pueden solicitar una revisión judicial de la determinación de Apelaciones en el Tribunal Tributario si no están de acuerdo. con la determinación. El Tribunal Tributario tiene competencia para determinar la validez de la liquidación (es decir,, si el IRS siguió los requisitos administrativos y legales para evaluar adecuadamente la multa). Sin embargo, los contribuyentes no pueden cuestionar la existencia o el monto de la responsabilidad subyacente en una audiencia de CDP o en el Tribunal Tributario si de otro modo tuvieron una oportunidad previa de disputar la responsabilidad. El IRS y los tribunales interpretan esto de manera restrictiva y adoptan la posición de que una “oportunidad previa” para disputar la responsabilidad subyacente es una invitación (ya sea aceptada o no) a solicitar una conferencia de apelaciones ya sea antes o después de la evaluación de la responsabilidad, incluso si el contribuyente no tuvo oportunidad previa de revisión de la responsabilidad subyacente por parte del Tribunal Tributario e incluso si no hay disponible una revisión posterior del Tribunal Tributario. La prohibición de oportunidad previa generalmente elimina la capacidad de los contribuyentes de impugnar el fondo de la sanción en un procedimiento CDP y ante el Tribunal Tributario.

¿Cuál es la solución?

La buena noticia es que existe una manera clara y sencilla para que el IRS solucione este problema. El IRS debe dejar de evaluar sistemáticamente estas sanciones ahora. Debe brindar a los contribuyentes sus derechos a ser escuchados y a no pagar más de lo adeudado antes de imponer una multa, lo que debe incluir la revisión de cualquier solicitud de alivio por causa razonable antes de la imposición. Desde que el IRS comenzó a evaluar sistemáticamente estas multas por declaraciones de información internacionales, ha perjudicado a demasiados contribuyentes. Si el IRS quiere cumplir su intención declarada de ser transformador en la administración tributaria, este simple cambio proporcionaría un alivio muy necesario para los contribuyentes, alentaría el cumplimiento voluntario y sería consistente con la La Carta de Derechos del Contribuyente.

Además, yo sigo recomendando que el Congreso enmiende IRC § 6212 proporcionando a los contribuyentes la capacidad de impugnar la evaluación de las sanciones por declaraciones de información internacionales ante el Tribunal Tributario de los Estados Unidos. Creado por el Congreso como un tribunal de expertos tributarios, el Tribunal Tributario suele ser el mejor y menos costoso foro para que los contribuyentes de ingresos bajos y medios y las pequeñas empresas puedan llegar a los tribunales. Debido a la experiencia tributaria de sus jueces, el Tribunal Tributario suele estar mejor equipado que otros tribunales para considerar controversias tributarias. También es más accesible para los contribuyentes no representados porque ofrece procedimientos simplificados y menos formales, particularmente para disputas que no exceden los $50,000. A los contribuyentes de bajos ingresos que se representan a sí mismos generalmente se les ofrece la opción de asistencia legal gratuita de una Clínica para Contribuyentes de Bajos Ingresos o representante pro bono.

Conclusión

El Congreso estableció el régimen internacional de sanciones por declaración de información principalmente para combatir la evasión tributaria y disuadir a los contribuyentes estadounidenses de ocultar ingresos y activos en el extranjero. Estos son objetivos de norma valiosos e importantes, y el IRS debe continuar evaluando y cobrando estas sanciones cuando sea apropiado.

Sin embargo, el proceso actual del IRS no funciona. En lugar de promover el cumplimiento tributario a través de la educación y el apoyo a los contribuyentes, el IRS ha optado por ejercitar su fuerza administrativa y golpear con el martillo a los contribuyentes de buena fe y a los malos actores por igual. Como resultado del enfoque del IRS, los contribuyentes –muchos de los cuales son personas de ingresos bajos y medios, pequeñas y medianas empresas e inmigrantes– enfrentan sanciones sustanciales por no cumplir con requisitos oscuros y complejos. Además, la incapacidad de los contribuyentes de obtener una revisión judicial previa a la evaluación y el requisito de que los contribuyentes generalmente paguen la totalidad de las sanciones para obtener una revisión judicial posterior a la evaluación privan en la práctica a la mayoría de los contribuyentes del derecho a una revisión judicial, menoscabando el derecho a desafiar la posición del IRS y ser escuchado.

Al tomar las simples acciones descritas en este blog, el IRS y el Congreso pueden realizar mejoras significativas en el proceso de sanciones por declaraciones de información internacionales que mejorarán la administración tributaria y protegerán los derechos de los contribuyentes sin socavar los importantes objetivos política detrás del régimen de sanciones.

El proceso de sanción por declaración de información internacional está causando un daño real a los contribuyentes mientras lee este blog, y un problema urgente requiere una solución acelerada. Los contribuyentes no deberían tener que esperar a que los tribunales resuelvan esto. El IRS y el Congreso deben actuar ahora para evitar mayores daños a los contribuyentes.

Recursos

Lea los blogs anteriores de la NTA

Las opiniones expresadas en este blog son únicamente las del Defensor del Contribuyente Nacional. El Defensor del Contribuyente Nacional presenta una perspectiva independiente del contribuyente que no refleja necesariamente la posición del IRS, el Departamento del Tesoro o la Oficina de Administración y Presupuesto.

Suscríbase al Blog del NTA